Instagram Facebook

Tips de Tintura

A los veinte días de aplicar la tintura, las raíces comienzan a ser visibles obligando a visitar la peluquería más frecuentemente. Además del gasto que esto supone, el abuso de tintes cada poco tiempo daña, considerablemente, el cabello.

Puedes alargar la visita a la peluquería con sencillos y prácticos trucos que debes tener en cuenta antes de teñir tu cabello:

1. No aclares la raíz

La raíz debe ser lo más parecida posible al tono natural de tu pelo. Cuanto más aclares tu raíz, el contraste entre tu pelo natural y el tinte será mayor. Así, según crezca el pelo, las raíces desentonarán demasiado y darán un aspecto de melena descuidada. Las raíces nunca deben ser más claras que las puntas. Además, debes procurar que el color de las puntas no desentone demasiado con la raíz. El cabello debe seguir un degradado natural y progresivo.

2. Opta por las mechas antes del tinte

Antes de comenzar a teñir completamente tu cabello y encadenarte a la peluquería, lo ideal es aplicar mechas muy finas en el contorno frontal del cabello. De esta forma, el crecimiento del pelo quedará notablemente disimulado, sin necesidad de teñir el pelo por completo.

3. Deja las canas transparentes

Si cubrimos demasiado la cana, terminaremos notándola más con el paso de los días y el crecimiento del cabello. Para evitar este efecto “otro color» hay que procurar que la cana quede transparente. Para conseguirlo, lo ideal es aplicar un tinte «tono sobre tono» de un color más claro que el nuestro natural.

4. Intensidad del color a la altura de los ojos y la mandíbula

Pide a tu estilista que concentre la intensidad del color a entre la altura de los ojos y la mandíbula. De esta forma, conseguirás un efecto mucho más natural y disimularás la degradación del tinte en raíces y puntas. Secreto infalible.

5. Puntas más claras que la raíz

El degradado del cabello debe ser natural. Unas puntas más oscuras harán que se note más el efecto «pelo teñido».